¿Cómo modificar conductas en la empresa mediante el Coaching?

Lo que este tipo de Coaching hace es alinear los comportamientos individuales y colectivos con la vida de la organización.

¿A que me refiero con esto?

Sabemos que toda organización parte de su Visión y Misión hacia una estrategia, trazando líneas de acción  para el logro de los objetivos, de esta manera es que pone en práctica un plan de acción.  Cuando vemos esta parte de las organizaciones todo pareciera que va a funcionar en forma perfecta, pero la realidad no es así, una vez que entra en juego la participación de las personas, todos estos planes se ven obstaculizados y frenados en muchas o todas sus partes.  Esto debido al comportamiento organizacional, pues simples conductas diarias, como la cooperación, el trabajo en equipo, el liderazgo, las relaciones, la comunicación, la gestión de los conflictos, la orientación al cliente, entre otros, conducen a una cultura organizacional que muchas veces no está alineada con lo que se quiere y debe hacer.

En las empresas se preocupan en desarrollar competencias para la efectividad, sin embargo encontramos un problema muy claro en la mayoría de éstas, en el sentido de de cómo los colaboradores, ponen en práctica esas competencias a través de sus conductas y comportamientos.

El Coaching Empresarial, apunta precisamente al desarrollo humano y la transformación de los equipos de trabajo, permitiendo implementar una cultura capaz de alinearse con los objetivos.

Lo que se busca es lograr que un proceso de Coaching nos lleve en forma natural a una transformación del o de los grupos que se están interviniendo.  Este proceso es planeado conforme a las demandas que la organización les ha impuesto y por su necesidad de evolucionar y transformarse. De esta forma, la atención de nuestro trabajo se va a concentrar en las acciones concretas  de las personas y de los equipos que conforman la dirección, vamos a mejorar las relaciones humanas,  los modelos y mapas mentales, buscaremos el desarrollo de los equipos humanos, orientando al liderazgo en el proceso.

A nivel individual, uno de los objetivos del Coaching Empresarial, es provocar el descubrimiento y empoderamiento de las fortalezas individuales, aumentando la competencia y sinergia colectiva de los equipos, mediante la interdependencia.

A nivel sistémico debemos determinar y corregir todos los problemas de comunicación, conflictos, interpretación de roles, relaciones interpersonales e intergrupales, etc.   De tal forma que el área o áreas que se están interviniendo con el proceso de Coaching,  obtengan una sanidad orgánica y sistémica.

En mi experiencia personal, considero que es más fácil trabajar el programa orientando todo el proceso a roles laborales, ya que todos los miembros de una organización los tienen y no enfocarlo hacia agendas de trabajo, pues en este caso no podríamos alcanzaron una gran mayoría de los niveles medios y bajos de la empresa.

Así entendemos que el Coaching Empresarial como mínimo debe involucrar los siguientes  enfoques:

• Coaching Ejecutivo para los Directores, Gerentes y Coordinadores de Mandos Medios.
• Coaching Grupal  y acompañamiento para los Mandos Medios en su labor operativa.
• Coaching Grupal e Individual a través de los Mandos Medios para los colaboradores y las colaboradoras.

Por: Adrián Rojas
adrianrojas@cs-lat.com

Publicado en Artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *